Mi historia

Esta es mi historia.


Esta soy yo, María, Publicitaria y Relaciones Públicas de formación, y Fotógrafa de pasión.

Nací en Tortosa, Tarragona, pero llevo desde el año 2000 en Madrid. Aquí, he formado mi familia de cinco miembros, mi marido, mi hijo, mi hija, mi gato y yo. Y Madrid es donde he aprendido a amar la fotografía.

Aunque mi trabajo ideal siempre ha estado relacionado con los eventos y el protocolo, la vida me ha llevado a tener poca experiencia laboral en ese sector dado a la crisis económica que hemos sufrido en España. A mi me pilló recién casada, y casi, recién salida de la universisad. Tuve que darle mucho al coco para ver cómo podía trabajar por cuenta propia y sacarme un dinerillo para sobrevivir ya que nadie ofrecía trabajo, todo eran despidos en cualquier tipo de empresa.  Cada vez que avanzaba en mi nivel fotográfico me gustaba más y más este mundo. Y así fue como hice de la fotografía mi forma de vida.

Mi curiosidad por la fotografía comenzó cuando me di cuenta de la diferencia abismal que existía entre mis fotografías y las fotografías que veía a diario en revistas, carteles, folletos, etc. Yo quería aprender a captar toda esa belleza que las personas, objetos, animales y paisajes poseemos, para poder mostrarla desde mi punto de vista.

Después de varios años de formación con distintas escuelas de fotografía de Madrid me lancé y me hice autónoma en 2014. Había descubierto que me apasionaba el retrato y ya estaba lista para transformar mi vida y convertir mi hobby en mi trabajo para poder hacer a diario aquello que amo. Tengo el estudio fotográfico en la buhardilla de mi casa, algún día tendré mi propio local, mientrastanto seguiré esforzándome par conseguirlo.

Considero muy importante levantarse todos los días con una sonrisa en la cara e ir a trabajar sin que suponga un esfuerzo, ya que si haces lo que te gusta lo harás encantado, y encima, te divertirás.

En mi pasión por la fotografía destacan los retratos, es la parte que más me atrae. Me gusta mucho el trato con la gente, de ahí que quiera contar sus historias a través de imágenes.

Cada uno de nosotros tenemos una historia con muchos momentos inolvidables. La mejor forma de que sigan vivos en nuestras retinas es a través de las imágenes. Mostremos juntos sentimientos, sonrisas, miradas, hagamos vibrar a todo el mundo con vuestros retratos.

Ahora que ya sabes mi historia, ¡contemos juntos la vuestra!